Twilight Struggle

Opinión sobre Twilight Struggle

Impecable edición de DEVIR de un extraordinario juego. No necesariamente el mejor del mundo aunque sea el nº1 de BGG ni el más adecuado para todo el mundo, pero una obra maestra admirable. Una especie de RISK histórico y político donde en vez de tortas se reparten puntos de influencia por el mundo.

No es un juego de conquistas (aunque lo parezca) sino de mayorías: hay que controlar una determinada región del mundo en el momento adecuado (cuando aparezca la carta de puntuación correspondiente) y luego salir corriendo a controlar otra. No se trata de control militar sino de influencia, medida con unos valores para cada país que el jugador va distribuyendo y disputando al rival.

El motor es un mazo de 110 cartas de doble uso a elegir lo que más te convenga: puntos de influencia a aplicar en los países que puedas o hecho histórico único explicado en cada carta. Hay también unos dados que aportan algo de incertidumbre en los golpes de estado y realineamientos (algo así como propaganda sobre un país) y varias opciones de gestión de cartas como invertir en la carrera espacial. El tablero es un mapa del mundo muy equilibrado con países, regiones, estadísticas y rutas.

Es un juego de dificultad media-alta, de pensar un poco pero decidir mucho, tenso y hasta cierto punto agotador porque cada decisión, cada carta, inclina un poquito la balanza de un lado o de otro y muchos poquitos determinan al final la victoria o la derrota.

Así que si quieres saber por qué este juego es considerado por miles de personas como una obra maestra y controlas más países conflictivos que los EEUU...clava tu dedo índice en el pecho del rival y gana 2 puntos de victoria. ¡A mi me lo hacen literalmente!