El Laberinto Mágico

Opinión sobre El Laberinto Mágico

A los jugones habituales no les atraerá porque es bastante simplón, pero hará las delicias de los más pequeños de la casa además de ayudar a que ejerciten la memoria pues el juego consiste en eso mismo, en recordar donde se encuentran los obstáculos bajo el tablero y no volver a tropezar con ellos. Lo bueno que tiene es que, al ser tan sencillo, pueden jugar de forma bastante autónoma.