BLACK FRIDAY Hasta el 26 de noviembre, descuento de 10% en todos los pedidos.

Utiliza el código de cupón "BLACK" en el carrito para aplicar tu descuento. Ojo, no acumulable a otras ofertas.

Página personal de Jesús Villegas Pérez en Zacatrus!

Jesús Villegas Pérez

Jesús Villegas Pérez

-

Actividad de Jesús Villegas Pérez en Zacatrus!

  1. La imagen más familiar y menos tenebrosa de Lovecraft y su creación, Cthulhu, nos la encontramos en ‘La Sombra de Cthulhu’, y es que si te gusta la temática pero el Arkham se te atraganta (y son ni uno ni dos a los que les pasa esto), éste es el juego que se busca.
    Se trata de además de otro juego ambientado en los relatos de Lovecraft, otro juego colaborativo, en el que se irán cerrando portales y finalmente se debe expulsar al Primigenio que haga aparición en la ciudad que representa el tablero. Todo esto al contarse así sonará y dará sensación de déjà vu, creyendo que se está hablando de Arkham Horror, pero ni mucho menos es así. Los dos juegos distan mucho de parecerse salvo su temática, y esto es algo muy bueno y que beneficia mucho a éste juego pues es algo que le salva de las comparaciones (que suelen ser odiosas) con el mencionado Arkham. Es un juego muy ligero, y esto es algo que parece ser que ha ido en su contra pero debe aclararse algo: la gente que le gusta esta temática suele venir de jugar largas partidas a Arkham y tienen más que asimiladas sus mil y una reglas con sus mil y una cosas a tener en cuenta según lo que ocurra en la partida, así a esta gente le sueles mencionar el nombre de Cthulhu y les surge un brillo en los ojos. Con ello, atraídos por la temática van aprobar éste juego y se les antoja un tanto descafeinado y simple.
    Todo lo dicho es para evitar que se caiga en este error, es un juego divertido, tanto o más que Arkham (¡uy lo que he dicho!, seguro que a alguno le gustaría pegarme jejeje), siendo Arkham un grandioso juego, y lo único que se le puede echar en cara es que no admita a más jugadores y sean solo 4 los que puedan ir por el tablero acabando con monstruos y cerrando portales. Por comentar algún aspecto del juego en sí es que no trae dados (algo que siempre me resulta curioso en un juego de tablero, pues soy amante de tirar dados y ver que acaba saliendo) y los personajes se mueven mediante un sistema de cartas. Y por norma general son las cartas las que mueven la acción del juego mediante cartas de evento, etc.
    Gran opción para todo aquel que le gusta la temática.
  2. Jesús ha guardado Verbalia 60% 13/5/2012
    Verbalia sabe bien a dónde quiere ir, y sin duda ha ido directamente. Ese lugar no es ni más ni menos que el puesto nº 1 de juegos de palabras en el mercado. Tanto el Scrabble como el Scattergories que tan extendidos están por el tan largo camino que llevan recorrido deben echarse a temblar porque incluir esa cantidad de juegos de palabras en una misma caja (más de 50) es como para mínimo empezar a preocuparse por la posible competencia, y eso es lo que van a tener que empezar a hacer sus dos competidores más veteranos: preocuparse. Y es que pese a no jugar con las mismas mecánicas jugables, creo que a alguien al que le gusta este tipo de juegos, es que le encanta jugar con las palabras, y Verbalia entra en este terreno pisando muy fuerte.
    Verbalia es el amor por las palabras convertido en juego, y se ve nada más que ojear el manual y el juego en general, no es ninguna exageración, si se disfruta jugando con el vocabulario, el juego que se debe tener es éste. A todo el que le guste este tipo de juegos tiene aquí el gran referente actual, y en mi opinión aventaja a todos los demás juegos de palabras actuales.
    Verbalia estructura sus partidas según el número de jugadores y el tiempo de juego, y debido al tipo de juego que es, se convierte en un juego infinitamente rejugable, y es aunque todos los juegos que incluye no son independientes entre ellos al 100%, sino que son variantes, nosotros podremos elegir qué modo de juego nos gusta más y quedarnos con él. Quien disfrute estando rodeado de letras y palabras, no puede quejarse de que no se han pensado juego para él, pues aquí tiene uno, ¡y que uno! qué más decir, pues que nunca está demás ampliar nuestro vocabulario :D.
  3. Probé el juego en una casa de campo en fin de año con mis amigos porque a una amiga se lo regalaron en Noche Buena, a partir de ahí fue todo el fin de semana haciéndonos las preguntas del juego, viendo como no parábamos de perder el dinero. Y es que no consiguió ganar nadie ni una vez, pero no nos pudimos reír más de lo que nos reímos.
    En el juego te hacen una pregunta con 4 posibles respuestas y tú divides un millón de euros colocando la cantidad que apuestas por cada opción (sólo una es correcta) sobre un mostrador que incluye el juego (que posee un espacio para cada posible respuesta). Cada opción es una trampilla y no puedes dejar ninguna sin dinero, cuando lo coloques todo, el que hace de presentador abrirá las trampillas de las respuestas incorrectas y perderás el dinero depositado en ellas. Según avanza el juego, las posibles respuestas a una pregunta se van disminuyendo y con ello las posibles trampillas en donde se puede depositar el dinero, aumentando así las posibilidades de perderlo todo. Así van trascurriendo las preguntas hasta la décima y última.
    Decir que partir de cierta pregunta sólo habrá 2 trampillas disponibles, por lo que se pasará a jugar al ‘todo o nada’ pues ahí no podrás distribuir el dinero entre las dos opciones, si no elegir una única que se considere correcta. Algo que te llevará a perderlo todo si se elige mal.
    No es un mal juego de preguntas, te ríes con él gracias a las que trae, que se las puede llamar de todo menos típicas o previsibles, y siempre y cuando el que haga de presentador se implique un poco y haga llevadera la partida, no dedicándose sólo a leer las preguntas y abrir trampillas. Quizá se podría haber llevado a cabo una mejor reproducción del mostrador en donde se coloca el dinero, pues siendo de cartón podría haber estado mucho mejor elaborado, aunque cumple su función. Por último añadir que creo que está pensado como un juego para echar una partida tras otra debido a la brevedad de una partida, pensando en un pique que pueda surgir cuando pierdes todo el dinero, que es en cierto modo lo que nos pasó a nosotros al jugarlo.
  4. Lo bueno de Fuga de Colditz es que una vez explicas las reglas y juegas la primera partida, se deja sacar muy bien a la mesa. Y es que se trata de un juego muy sencillo en su desarrollo pero con un trasfondo que evita que peque de simplicidad y se vea como un juego entretenido, pero que se vuelve muy ‘light’ al jugar cinco o seis partidas.
    Ha sabido envejecer como ningún otro clásico de tablero. Todo ello en parte gracias a la edición de Devir que tenemos delante, que no sólo le dio un lavado de cara cambiando la imagen gráfica del juego, sino que le metió mano al reglamento cambiando reglas de la edición española antigua, que volvía al reglamento del juego original. Un tablero muy bueno, y materiales en general estupendos, como todos los juegos de la editorial. Con especial mención a la réplica del botiquín que trae el juego en su interior, un detalle muy muy bueno que pocos juego poseen.
    Su flexibilidad es innegable, los propios jugadores eligen lo que quieren que dure la partida y cuantos prisioneros hacen falta que se escapen, según dispongas de toda una tarde para jugar o de hora y media, podrás echar una partida igualmente. A partir de ahí uno se va elaborando su plan de fuga, y lo va llevando a cabo según las cartas que le vayan saliendo y según le deje el jugador que lleva al Oficial alemán. El juego es divertidísimo, nada de esperar interminables lapsos de tiempo esperando que llegue tu turno, y nada reconforta más que conseguir liberar a tu prisionero, o evitar que se escapen, según el punto de vista. Decir que a cuantos más jugadores, más complicado se le puede poner al jugador que hace de oficial alemán, pero se solucionaría disminuyendo el tiempo de la partida y elevando el número de prisioneros a liberar.
    Éste sí que sería un juego de los que da pena no tener en tu colección, se le coge un cariño más que justificado, pues combina diversión, estrategia, rapidez y trasfondo (tanto por la historia que lleva a sus espaldas por su temática, como por la mecánica de juego) y no se queda en un juego sencillo y rápido, si no que va más allá sin volver compleja la experiencia de juego. Y ello no es algo de lo que muchos juegos puedan presumir.
  5. Es junto con otros clásicos de siempre como Risk o la Herencia de Tía Agatha, uno de los juegos de tablero que han ayudado a sentar y extender este hobby en todas las casas, pues son juegos muy directos, sin apenas reglamento y que como mucho en una hora has acabado una partida.
    Lo bueno, que anima a jugar a los que no quieren complicaciones. Lo malo, precisamente eso, su carencia de profundidad. Es un juego entretenido, nadie lo puede negar, pero el caso es que en este tipo de juegos sirven sobre todo, para una edad más bien temprana. Y es que aunque con 40 años puedas seguir echando partidas a Cluedo, el atractivo de éste estará más vinculado a la nostalgia que despierta por ser un juego al que jugabas de pequeño, que por ser un gran juego en sí. Y no es que sea malo que funcione mejor con poca edad, pero me da la sensación que aún así también para niños, hay mejores opciones.
    No quiero ponerle únicamente pegas, y ya he comentado que es un juego entretenido y muy ligero como los otros dos mencionados antes, pero son juegos que a mi parecer se desinflan enseguida para cualquier edad, que no han sabido renovarse y no han envejecido todo lo bien que debieran como muchos otros sí han hecho. Este sería el caso de juegos como Fuga de Colditz, Monopoly (con sus infinitas ediciones: electrónica, que si ahora incluye un dado rápido, etc.), y sólo se ha modernizado, cambiando la imagen de la portada y poco más, cuando creo que se le podría aplicar alguna novedad importante en su reglamento con algún nuevo modo de juego. Además, en el estilo de juegos en el que está encajado Cluedo (familiares), hoy día hay muchas más opciones para elegir como Mundodisco, Sombras Sobre Londres, el mencionado Fuga, etc.
    Por todo ello nos encontramos con un juego ideal para regalar a nuestros sobrinos, hijos y hermanos pequeños. Disfrutarán mucho con él, y nosotros echando una partida con ellos :).
  6. Con este juego se han acabado los días esos de otoño/invierno en los que el mal tiempo te estropea un plan y debes quedarte en casa. Lo malo que tras un día de esos en los que acabes echando un partideja a este juego, querrás que llueva todos los días. Y llegará un momento en el que te dará igual que llueva o no, simplemente te quedarás en casa abriendo la caja de este estupendo juego.
    Sombras sobre Londres viene a llenar el hueco que en su día dejó La Furia de Drácula, pues hereda parte de su base de juego de ‘el gato y el ratón’, en el que un jugador esconde su posición y los demás deben atraparlo. Dando cabida hasta 6 jugadores, uno de ellos se meterá en la piel de Jack el Destripador y los demás serán policías que lo perseguirán por las calles de Londres.
    Hay dos virtudes a resaltar en este juego. La primera lo bien ambientado que está, es decir, Jack el Destripador asesinó en 4 noches, y ese será el tiempo máximo de juego, además de cometer 5 crímenes que serán los que deberemos cometer nosotros también (claro está de una manera ficticia, XD) en esas 4 noches. Y la segunda virtud es que no se nutre de adornos, hay simplemente persecución y deducción y no necesita más, todo ello asegura tensión y emoción. A partir de ese punto todo se desarrolla en el tablero donde los policías irán investigando por las calles y en donde Jack se moverá de una forma oculta a través de una hoja que sólo ve él y en donde anotará cada uno de sus movimientos. A su vez tanto Jack como los policías pueden jugar al despiste, Jack haciendo creer que los asesinatos ocurrirán en un lugar distinto al que tiene pensado cometerlos, y los policías engañando sobre su verdadera posición. Todo esto se realiza mediante fichas con un doble reverso que se descubren en ciertos momentos del juego.
    Las mejores situaciones se dan lógicamente cuando se está a punto de descubrir a Jack pues por un lado motiva a quien hace de policía, y por otro lado el jugador que controla a Jack se empieza a poner nervioso y a verse acorralado. Muchas dosis de emoción y diversión que ofrece este juego que quizá lo único que se le pueda poner como pega, es que quizá se disfrute con un número de jugadores menor al máximo que admite, aunque creo que eso es algo que depende más del tipo de grupo de jugadores que del propio juego.
  7. Jesús ha jugado y tiene Baraja de cartas 60% 9/5/2012
    Si estamos dos: echemos una partida de cartas, a la brisca, por ejemplo.
    Si estamos cuatro: echemos una partida de cartas, ¿qué os apetece la ronda o mejor el cinquillo?, ¿alguien sabe jugar al mus?.
    Si estamos cinco: ¡venga! juguemos a la ronda.
    Si estamos doce: ¿por qué no juntamos dos barajas y echamos una partida a culo?.
    …¿Hace falta seguir?...
  8. Jesús ha jugado y tiene Bingo 40% 9/5/2012
  9. Jesús ha guardado Zombies!!! 40% 9/5/2012
    Zombies se ha posicionado en el juego de mesa que todo amante de esta temática posee en su estantería para jugar, y lo ha logrado debido a que transmite la simplicidad de argumento que supone una horda de Zombies deseosos de carne humana, a unas reglas que ocupan una cuartilla de hoja. A esto, y a que posee un tablero modular que multiplica por 100 la rejugabilidad ya que permite una infinidad de combinaciones diferentes. Es un juego que busca una partida rápida en cuanto a desarrollo (que no en duración) y lo logra, sin complicaciones, quizá a veces algo difícil, y quizá también a veces algo repetitivo pues puedes no ver el fin, haciendo que la experiencia de juego se pueda tornar en pesada y monótona.
    Recomendable: SI, y más si se es un incondicional de la temática zombie que tan, tan de moda está últimamente. Ahora pese a su rapidez de montaje y sencillez de reglas, no creo que sea un juego recomendable para jugar todas las semanas, pues solo se conseguiría que al cerrar los ojos se viesen esas figuritas de zombies que trae por todos lados. Algo que sólo lograría que se quemase el juego y que luego no se quiera volver a jugar en una larga temporada.
    Así que estamos frente a un juego que invita a su compra debido a su precio y porque entretiene, pero hay que saber cuándo sacarlo. Además de que debido a sus expansiones, aumenta su jugabilidad pues incluyen nuevos objetivos y modos de juego, además de más criaturas como perros zombie, etc.
  10. Personalmente, pese a lo divertido que puede parecer al principio, sin menospreciarlo claro está, me decantaría por su homónimo que usa un tótem.
    Pero claro, para ciertas situaciones, pues éste puede dar bastante juego.
  11. Mundodisco es un juego que, aparte de querer llamar la atención a los jugadores de tablero, quería captar a los fans de Terry Pratchett, y creo que sin estar destinado a ser un juego familiar, se ha convertido en ello.
    Mundodisco es caos y mucho azar, y esto, se ve reflejado de la mejor forma posible en la partida con todos los eventos aleatorios que pueden ocurrir en ella. Es un juego divertidísimo que te mantiene alerta siempre, pues conforme te van saliendo cartas es inevitable planear lo que quieres ir haciendo, algo que seguramente te sea inútil pues de repente algún jugador te arruina todos los planes de una forma radical, y es que en Mundodisco están ocurriendo constantemente cosas y la interacción entre los jugadores en realmente alta. Es imposible llevar tu rol sin importarte lo que los demás hagan o sin hacer caso a sus jugadas. Es más, casi todo lo que tu hagas afectará más a los demás que a ti mismo, y por consecuencia, los que hagan los demás influirá mucho en ti obligándote a abandonar el camino que habías tomado. Y todo esto es lo que contribuye a la rapidez que posee una partida.
    Realmente es un juego muy muy divertido, y es de los mejores juegos aptos para todo el mundo que han salido en los últimos tiempos. Para mí, Mundodisco sería un hermano mayor del famoso ‘La Isla Prohibida’ en cuanto al tipo de juego que es : directo, muy rápido y para todos los públicos.
  12. Lo que ocurre hoy en día con Abalon, me recuerda en cierto modo a la fiebre que surgió con el Juego Trax hace ya más de 12 años, un juego para 2 en el que debías completar una línea o circuito blanco o negro, en el que tu contrincante podía modificar tu trayectoria. Se trataba de un juego de pura estrategia, y nada menos que eso es Abalon. Un juego que te enseña a jugar él mismo conforme acabas partidas. Y es que aunque como ocurre en este tipo de juegos siempre hay una serie de estrategias, digamos, ‘predefinidas’ que se pueden intentar aplicar, luego es uno el que se va labrando sus movimientos y formas de jugar conforme vas comprendiendo mejor la mecánica del juego.
    La verdad es que es de esos juegos que son muy entretenidos, de esos a los que tras una partida les pillas el gusto y pasas largas temporadas a las que no juegas a otra cosa.
  13. Las Mansiones de la locura es todo lo que se pueda decir de su hermano mayor Arkham Horror, pero simplificando muchos de sus conceptos, cambiando el modo de juego, pero manteniendo todo el trasfondo y personalidad que tiene éste último.
    Y es que si del Arkham Horror ponía como positivo el nº de jugadores con el que se podía jugar, éste aunque admite a 3 personas menos y como mínimo ya no requiere un jugador, sino 2, se coloca a su mismo nivel aventajándolo en otro campo, la explicación del juego. Y es que yo no conozco otro juego de este estilo que se pueda explicar en menos de 10 minutos, y si alguien conoce más de uno, dudo que sean más que los dedos de una mano. Y es que debido a la presencia del Guardián que guía la partida, sólo deberá explicar cuatro cosas básicas y lo demás se va viendo durante el desarrollo de la misma partida quitando así las farragosas explicaciones interminables. Eso lo convierte en algo ideal para iniciar a gente en este mundo que tanto se asusta a la hora de comenzar a jugar uno de estos juegos, y es que además es un juego que llama mucho la atención al montarlo sobre la mesa por sus componentes. Su mecánica es muy parecida a la del Hero Quest, así que quien jugase en su día a éste paseando por las mazmorras, derrotando esqueletos, zombis, y cayendo en trampas disfrutará como un enano pues transmite todas esas sensaciones llevadas a un nuevo nivel, pues éste juego gana mucho en profundidad y en mecánicas jugables. La mayor diferencia es que en los dos juegos una persona hace de Guía de la partida (el Guardián) y la mayor diferencia es que mientras en el Hero Quest solamente se dedicaba a colocar los elementos sobre el tablero, aquí evoluciona su papel haciéndolo participar activamente, pues tomará muchas decisiones y no será un mero florero que se dedicará colocar cosas. Él orientará en muchas ocasiones el trascurso de la partida haciendo que cambie su final, lo que le da grandes alternativas para jugar un mismo escenario.
    Se trata de un juego de grandes posibilidades y de gran atractivo debido a su tablero modular y a la gran cantidad de decisiones a tomar que afectan de manera directa a cada partida.
  14. El juego de tablero más esperado de los últimos tiempos ya está aquí, ¡y de qué manera! Todo el mundo hablaba de él, una gran fama le abalaba como uno de los grandes juegos de tablero de los últimos tiempos y el hecho de saber que por fin lo tendríamos en español fue una gran noticia, desde entonces toda la comunidad de jugadores de mesa esperaba tenerlo entre las manos y ahora es toda una realidad. Y todo este revuelo no ha sido para menos, ya está más que comentado el grandísimo cuidado con el que ha llegado al español este juego. Una edición que quita el hipo con una calidad de componentes digna de cualquier edición de lujo que harían para cualquier otro juego de tablero.
    Todas las opiniones que se pueden leer sobre este juego son positivas, y es que solo con leer por encima el reglamento que se adjunta en el enlace dan unas ganas tremendas de jugarlo. Además me gusta mucho que sea para dos jugadores, aunque normalmente suele ser un número problemático, puede que porque cuando se suele proponer el sacar un juego a la mesa, si no es un hobby tuyo, sólo se propone cuando hay algún grupo de gente en casa. Pero es que para este tipo de juego no se esperaba otra cosa, un jugador controlando a los Estados Unidos y otro a la Unión Soviética, no me imagino jugando en conjunto a dos personas como los Estados Unidos por ejemplo. En un juego tan estratégico y profundo, donde lo tienes que ir planeando todo en tu cabeza a la hora de jugar cartas y demás seguro que chocarían constantemente la forma de ver las cosas de los jugadores, así que una persona por bando es lo más ideal sin duda alguna. Lo que hace además que se vuelva bastante ágil a la hora de sucederse los turnos.
    Y a los que les asusten los manuales largos, decir que el manual de este juego engaña un poco, porque como se puede comprobar en el PDF que se adjunta con las reglas, vienen más de 10 páginas que están dedicadas a comentarios sobre el contexto histórico en el que está basado el juego, además de muchos ejemplos de juego.
  15. Si hubiese una máquina de hacer juegos temáticos, en la que tras meter todos y cada uno de los relatos de Lovecraft nos diese un juego de tablero, ese juego sería éste. Y es que están los juego temáticos y Arkham horror diría que juega en otra división, hasta los mismos dados que se lanzan rezuman tema del universo de Lovecraft. Todo está tan bien hilado y conectado que te deja pasmado. Como mayor punto a su favor diría que es la flexibilidad que tiene a la hora del número de jugadores, y es que pocos juegos de tablero pueden presumir de eso, y es que pasar de poder jugar una sola persona, hasta dar cabida a 8, es algo que siempre viene bien pues con otros juegos ocurre que o falta o sobra alguien.
    Y en cuanto a la mecánica de juego decir que en un juego cooperativo y hay que intentar ponerse de acuerdo con los demás jugadores. Cada jugador es un investigador, el tablero representa la ciudad de Arkham y vas sobre ella luchando con monstruos cerrando portales y con mucho cuidado de que no despierte el Primigenio (que tiene bastante mala leche) que es con quien se entabla el combate final. Además es más farragoso poner se a aprenderlo que jugar, porque después te das cuenta que la mecánica no están complicada, sólo que hay que tener bastantes cosas en cuenta, pero eso es lo que hace que sea tan rico el juego y esté tan bien ambientado.
    Se trata de uno de esos juegos que te quitan el hipo debido a la cantidad de componentes que trae y su calidad. Y lo bueno es que si te deja con ganas de más, sólo hay que apuntarse alguna de sus numerosas expansiones que no solo se dedican a traer más material, si no que incluyen nuevas mecánicas y muchas mejoran bastante este ya de por si gran juego.
  16. Si hubiese una máquina de hacer juegos temáticos, en la que tras meter todos y cada uno de los relatos de Lovecraft nos diese un juego de tablero, ese juego sería éste. Y es que están los juego temáticos y Arkham horror diría que juega en otra división, hasta los mismos dados que se lanzan rezuman tema del universo de Lovecraft. Todo está tan bien hilado y conectado que te deja pasmado. Como mayor punto a su favor diría que es la flexibilidad que tiene a la hora del número de jugadores, y es que pocos juegos de tablero pueden presumir de eso, y es que pasar de poder jugar una sola persona, hasta dar cabida a 8, es algo que siempre viene bien pues con otros juegos ocurre que o falta o sobra alguien.
    Y en cuanto a la mecánica de juego decir que en un juego cooperativo y hay que intentar ponerse de acuerdo con los demás jugadores. Cada jugador es un investigador, el tablero representa la ciudad de Arkham y vas sobre ella luchando con monstruos cerrando portales y con mucho cuidado de que no despierte el Primigenio (que tiene bastante mala leche) que es con quien se entabla el combate final. Además es más farragoso poner se a aprenderlo que jugar, porque después te das cuenta que la mecánica no están complicada, sólo que hay que tener bastantes cosas en cuenta, pero eso es lo que hace que sea tan rico el juego y esté tan bien ambientado.
    Se trata de uno de esos juegos que te quitan el hipo debido a la cantidad de componentes que trae y su calidad. Y lo bueno es que si te deja con ganas de más, sólo hay que apuntarse alguna de sus numerosas expansiones que no solo se dedican a traer más material, si no que incluyen nuevas mecánicas y muchas mejoran bastante este ya de por si gran juego.
  17. En sencillez está la elegancia, y en este caso la gracia de uno de los juegos más adictivos de los últimos años. Más rápido que aprender a jugar a este juego no hay nada, sólo se necesita mucha atención y rapidez. Y es que todo gira en torno a los colores y formas que hay en las cartas que en ciertas situaciones te obligarán a ser el primero en coger el tótem. Los turnos son rapidísimos y la competitividad despierta como nunca antes pues este juego te pone a prueba y de una forma fantástica. Lo mejor para días de campo, para una partida en casa, la playa, la piscina, para jugar en las tardes de verano sentado en el césped o en la cafetería de tu facultad (como es mi caso).
    Sólo una advertencia, las risas harán que te duela muchísimo la zona abdominal y hay que tomar una pequeña precaución, el tótem puede acabar en cualquier momento en tu cabeza, sobre todo cuanto más avanza la partida.
  18. Jesús ha jugado y tiene Monopoly Madrid 80% 4/5/2012
    Qué decir del juego al que se le podría decir que ha causado las mayores discusiones en nuestras horas de ocio, pues tal y como es: un juego capaz de sacar lo peor de uno mismo y es que cuando hay dinero de por medio no sabemos de lo que somos capaces. Ante este panorama uno se preguntará, ¿cómo voy querer jugar a semejante cosa? Pues porque pese a sacar lo peor de uno mismo lo hace de una forma como nunca lo han hecho antes en ti. Me explico, alguien puede enfurecerse por algo que le han hecho, que le ha pasado o porque algo no ha salido como quería, y esas son unas cuantas situaciones que sacan lo peor de uno, pero es que en Monopoly esa sensación cambia porque manejas una cantidad de dinero que puede que en tu vida consigas.
    La partida comienza dando una primera vuelta al tablero en la que nadie puede comprar una propiedad, y es a partir de la segunda vuelta donde el caos se hace patente alrededor de la mesa de juego pues todo el mundo quiere que llegue su turno para lanzar los dados y caer en una propiedad para poder hacerse con ella siendo las más codiciadas las que se encuentran al final del recorrido por ser las que más beneficios aportan económicamente hablando. A partir de ahí todo el mundo intenta hacerse con todas las propiedades de un mismo color e intenta al mismo tiempo que otros jugadores lo consigan para evitar así que empiecen a construir las temidas casas y hoteles, ya que en el momento que alguien consiga las calles del mismo color es cuestión de tiempo que entre el juego las primeras casas y con ellas el primer hotel, algo que significará normalmente la ruina casi instantánea de quien ponga un pie por allí. Pero la cosa no queda ahí si no que el juego está lleno de negociaciones entre jugadores para intentar conseguir propiedades que otras jugadores han comprado antes que ellos (para completar las de un mismo color) y eso es lo que le da el verdadero interés al juego pues los pactos y convenios de si me vendes ‘X’ propiedad, yo te vendo la propiedad ‘Y’ más un plus de dinero, o cosas como persuadir a un jugador que está interesado en unas de tus propiedades para que convenza a otro jugador de que te venda lo que tú quieres a cambio de la propiedad citada. Y es aquí donde puede salir lo peor de cada uno pues te verás haciendo imposibles por conseguir la propiedad que deseas y poder empezar a edificar, la rabia te irá invadiendo según veas que no aceptan tus proposiciones o cuando les vendan a otros la calle que tú deseabas, eso o cuando ves que te vas arruinando sin remedio y para colmo de males caes en el único hotel que hay, ese hotel donde con suerte nadie consigue caer pero a ti que te falta liquidez por todos los lados, consigues sacar el nº en los dados que te lleva directamente a él.
    Y es en éste último aspecto donde puede que no disfrutes de una partida pues se dan casos en los que consigues pocas propiedades, o tienes la mala suerte que sólo caes en la de los demás e inexplicablemente la suerte hace que nadie caiga en alguna de tus propiedades.
    A parte de los existen unas tarjetas aleatorias que pueden jugar o no a tu favor y dos casillas míticas en este juego que se corresponden con la más odiada y la más querida: la más odiada es la ‘Vaya a la Cárcel’ que sobre todo al principio del juego es una molestia muy grande pues te saca del juego temporalmente (quitándote el turno) y provoca que los demás jugadores arrasen con las propiedades y no te dejen prácticamente nada (aunque en un apartida avanzada a alguien le puede ser beneficiosa); y la más querida es la de ‘Parking Gratuito’ pero siempre y cuando haya dinero en el centro del tablero , pues ciertas casillas y cartas te obligarán a depositarlo ahí y quien caiga e dicha casilla pasará a ser poseedor de dicha cantidad, y es que ahí pueden verse acumuladas verdadera cantidades de dinero.
    Otro aspecto interesante a comentar es el hecho de que si no cobras en el momento que alguien cae en tu propiedad y el siguiente jugador tira, pierdes el derecho a cobrar. Y para muchos jugadores esta es una estrategia más en el juego, pues con todo el caos que supone una partida en casi misión imposible cobrar siempre pues cuando no te habla un jugador, te habla otro o cuando eres tú el que estás intentando persuadir a alguien para conseguir algo. Y es en ese caos en el que los turnos van transcurriendo y más de uno cae en tu calle y le sale gratis.
    Y poco más se puede decir de un juego en el que la tensión, risas y algún que otro cabreo (eso sí amistoso) están más que asegurados. Sacará lo peor de ti y jugarás más de una jugarreta a otros jugadores, cosas delas que no te creías capaz, pero cuando hay dinero de por medio….eso sí como se suele decir, sarna con gusto no pica, y seguro que más de una vez te dejarás picar con el clásico entre los clásicos.
  19. Estamos ante el juego Rey en una reunión, tanto familiar como de amigos. Es el popularmente conocido juego de los ‘quesitos’; cada año salen juegos y juegos al mercado pero este permanece año tras años en todas las tiendas. Y es que si no has jugado porque en tu casa no lo tienes, no te preocupes, ya lo sacará algún conocido tuyo algún día que vayas a su casa. Y tarde o temprano acabarás con un ejemplar.
    Se trata de un juego de preguntas, que las divide en 5 categorías (cada una de un color) y representada por una porción de quesito cada una. Así nosotros tendremos que completar el queso redondo con 5 porciones de quesito distintos, cada una de un color correspondiente a cada categoría, y con el queso completado ganaremos. Así que nada de escaquearse, y si a uno se le dan bien los deportes intentar caer todo el rato en dichas casillas pues también deberemos darle al coco y acertar preguntas de literatura, películas, ciencia, etc. Lo mejor del juego y pese a lo que mucha gente dice (incluidos mis amigos) es que puede resultar en ciertas ocasiones algo difícil (pese a contar con casilla comodín en donde elegimos nosotros mismos la categoría de la que queremos que nos pregunten) pero es ahí mismo donde reside el encanto del juego, al fin y al cabo cuando jugamos buscamos un cierto reto en que intentamos ganar. Y es que sin tratarse de preguntas sobre física cuántica (aunque a más de uno se lo parecerán :D) no son preguntas simplonas, si no que te motivan a pensar y a seguir, porque en cuanto alguien se hace con el primer quesito el orgullo se le despierta a uno y el ritmo de juego se acelera.
    Un juego muy divertido (como debe de ser) en el entretenimiento y competitividad de unen para hacerte pasar muy buenos ratos.
  20. Pues voy a comentar este juego ya que nadie se ha atrevido aún. Primero comentar como pone arriba, que en el juego un jugador controla a Sauron que intentará extender su corrupción por toda la Tierra Media para dominarla, y otros 3 jugadores controlan a 3 héroes (el juego incluye hasta 5 héroes, lo que le dota de mayor variedad a la hora de jugar pues o hace falta así escoger a los mismos personajes siempre, pues cada uno tiene sus características) que luchan en conjunto para detener a Sauron. Se trata de un juego de aventuras en La Tierra Media y lo bueno es que explota este concento alejándose (para los que conozcáis la historia) de Frodo y el anillo, porque aunque su contexto sea el mismo se sitúa en un periodo de tiempo que no sale ni en los libros ni en las películas. Posee una visión nueva y no da la sensación de estar jugando a algo de lo que ya sabes el final, pues precisamente durante el trascurso del juego puede modificar la historia y que termine de otra manera.
    Decir que no se trata de un juego de esos que vas a la carrera, sino que al principio es muy tranquilo, que te permite ir haciendo lo que tú vas creyendo conveniente, pero eso no quiere decir que sea falto de emoción, porque el juego, que se divide en tres etapas, conforme se va acercando la tercera (y el final del juego), en donde ves que el tiempo se te va echando encima, aumenta el pique entre el jugador que controla en mal y los héroes de la Tierra Media y la tensión aumenta de forma exponencial pues es la hora de tener cumplido tu objetivo. Y de esto mismo voy a pasar a hablar, el objetivo: tanto como Sauron como los héroes, tienen varios objetivos a cumplir (el de los héroes es un objetivo conjunto y deben cooperar juntos) y en cada juego se escoge uno al azar que el jugador contrario desconocerá, por lo además de intentar cumplir el tuyo deberás intuir el del contrincante para evitar que lo logre cumplir, pues con sus acciones, los héroes pueden estar incluso ayudando a Sauron a cumplir su objetivos in dar se cuenta de nada.
    Esto es en esencia el juego. Para comentar pequeños aspectos que posee, decir que un héroe puede morir, pues Sauron extenderá por todo el mapa del tablero sus monstruos y servidores con los que los héroes deben luchar (mediante un sistema de cartas estupendo). Pero aunque muera, no se elimina del juego pues es recolocado en ciertos sitios del tablero (depende del lugar de la muerte) aspecto a mi parecer, que es muy positivo pues no expulsa a nadie en ningún momento del juego.
    Y para finalizar hablar sobre los componentes: estamos ante el juego que posee el tablero de la Tierra Media más majestuosos que hayáis visto, es precioso, de una calidad enorme y os dejará boquiabiertos cuando lo despleguéis por primera vez. Además incluye 10 figuras de plástico detalladísimas (5 héroes y 5 servidores de Sauron) que si deseamos podemos pintarlas. Y en el resto de componentes decir que todos alcanzan esta calidad, y no son precisamente pocos, sólo tenéis que leer la lista que tenéis más arriba.
    PD: es para fans y no fans de la Tierra Media pues como juego simplemente es muy divertido y jugable por cualquiera.

Tus amigos en Zacatrus!

Si quieres ver lo que hacen tus amigos de Facebook en Zacatrus!, conéctate: