Bohnanza

Opinión sobre Bohnanza

La verdad es que lo compré porque costaba poco y por llegar en un pedido a los gastos de envío gratis, y cuando lo compré no tenía ni idea de lo que estaba comprando (pero como era barato).

Es un juego muy simplón, sólo tienes que juntar judías del mismo tipo para venderlas por monedas de oro. Además en las reglas te dice que no puedes cambiar de orden las cartas de tu mano y eso es como una invitación a hacer trampas ¿cómo narices vas a controlar que los demás tienen en su mano las cartas siempre en el mismo orden? No es lógico poner normas que nadie se entere cuado no las cumples.

Por otro lado, el único mecanismo que tiene el juego aparte de robar las cartas y cambiarlas con otros para juntar las judías es comprar el tercer campo para sembrar. Es una bobada como un piano, que ni el aporta más gracia ni más dificultad ni más nada.

He jugado 2 días desde que lo tengo y no pienso volver a jugarlo. Eso sí, un día nos miramos por encima las reglas de la expansión Bohnaparte (que la compré junto con el juego) y nos quedamos a cuadros cuando vimos que traía edificios, que había turnos de ataque, las judías se convertían como en soldados ... nos quedamos tan alucinados que no nos atrevimos a probarlo probarlo y hasta hoy. Algún día nos meteremos en ese jardín.