Página personal de Juan Antonio Gutiérrez López en Zacatrus!

Juan Antonio Gutiérrez López

Juan Antonio Gutiérrez López

-

Actividad de Juan Antonio Gutiérrez López en Zacatrus!

  1. “La vida en Castronegro era tranquila y agradable hasta que aconteció el accidente. Aquella lluviosa noche, una bruja llegó a la aldea y, tras no conseguir cobijo en ningún hogar, a la tormenta proclamó:

    - A partir de la próxima Luna Llena, uno de vosotros en bestia se ha de transformar, y sobre esta aldea la desgracia se cernirá.

    Al principio, los aldeanos se mostraron tranquilos, pues las maldiciones asunto de cuentos son, pero llegó la luna llena y, con ella, el miedo se aferró a sus corazones.”

    Los hombres lobo de Castronegro es un juego de cartas multitudinario (de 8 a 18 jugadores, no hace falta decir nada másJ) en el que se interpreta la vida de una aldea que está siendo asolada por la acción de hombres lobo. Así, todos los jugadores menos uno cogen una carta y guardan en secreto su papel, que básicamente puede ser hombre lobo o aldeano, aunque hay algún tipo de carta más que le da más chicha al juego. El jugador que no ha cogido carta hace de narrador y su rol se basa en llevar el ritmo de la partida y controlar que nadie haga trampas. Bueno y ¿cómo se juega? Una ronda del juego se corresponde con un día en la aldea y sigue esta secuencia:

    -Cae la noche: El narrador manda a “dormir” a todos los habitantes del pueblo, es decir, todos los jugadores cierran los ojos (tanto aldeanos como hombres lobo).

    -Actúan los lobos: Los hombres lobo abren los ojos, se reconocen y deciden, en silencio, quién será la victima de esta noche.

    -Amanece en Castronegro: Es la última fase del turno. Todos los jugadores abren los ojos, el narrador anuncia cuál de ellos ha muerto y el resto decide a quien se ajusticia en la plaza del pueblo. Y esta es la parte más interesante del juego, ya que los lobos también participan en la votación, intentando despistar a los aldeanos para que se maten entre ellos. Lo mejor es ver los argumentos desplegados por cada jugador, y cómo se desenvuelve cada uno para conseguir su objetivo (que si han matado a este y aquel y entonces los lobos son tal y Pascual, los lobos agrupándose pero sin que se note descarado que son ellos…un espectáculo, jeje).

    Como dije antes, además de las cartas de hombres lobo y aldeano, también hay algunos personajes más, que dan más variedad a las partidas. Por ejemplo, está la niña pequeña, que puede tener los ojos entrecerrados durante la noche (sin que la pillen los lobos, claro) o el cazador, que si es ajusticiado por el pueblo puede llevarse con él la vida de otro jugador.

    En definitiva, los hombres lobo de Castronegro es un juego abierto a todo tipo de jugadores, de partidas cortas y divertido. Eso sí, como todos, tiene sus defectillos. Para jugar en condiciones hace falta un número elevado de jugadores y si te matan al principio de la partida te pasas el resto como espectador.

    ¡Saludines!
  2. Juan Antonio ha jugado y tiene 7 Wonders 100% 17/5/2012
    “He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo, y dije: aparte de desde el Olimpo, el Sol nunca pareció jamás tan grande.” -Antípatro de Sidón, Antología griega.

    7 Wonders es un juego de cartas, de 3 a 7 jugadores (y con un modo “avanzado” para 2), en que en el que cada jugador asume la construcción de una de las siete maravillas del mundo antiguo. Al principio de la partida se reparten las maravillas, representadas por un pequeño tablero en el que se detallan las características de cada una. La mecánica del juego es muy sencilla. La partida se juega a tres eras (rondas), y en cada una de ellas se reparten 7 cartas a cada jugador. Los turnos se juegan de manera simultanea (esto es, todos los jugadores desvelan sus acciones a la vez) y en cada uno de ellos, el jugador mira las cartas de su mano, juega una de ellas y pasa el resto de cartas al jugador de uno de sus lados (derecho o izquierdo, dependiendo de la ronda que estemos jugando). Cuando sólo quedan dos cartas, el jugador elige una de ellas y la otra se descarta. Después de esto se pasa a la siguiente era y al final de la tercera se acaba la partida. El vencedor será el jugador que posea la maravilla más esplendorosa de todas, es decir, el que tenga más puntos =).

    Cada carta representa un edificio o elemento de una ciudad que nos proporciona un beneficio (canteras que dan piedra, cuarteles que fortalecen nuestro sistema militar, mercados que mejoran nuestra capacidad de negocio, etc.) y antes mencioné que un jugador, en su turno, elige una carta de su mano y la juega, pero ¿qué quiere decir esto? Pues se dan varias posibilidades:

    - Construir: Cada carta tiene un coste de recursos (piedra, madera, vidrio, tela…) que se tiene que suplir para poder ser construida. Estos pueden obtenerse de dos formas. O bien los proporciona nuestra propia maravilla o se lo podemos comprar a uno de los jugadores adyacentes. Además, hay cartas específicas que, si las construimos, permiten jugar otras de manera gratuita.

    - Mejorar la maravilla: Cada maravilla tienes tres de “estados” de construcción. Cada uno, como las cartas, lleva asociado un coste en recursos y nos proporciona una ventaja, como puntos directos,generación de recursos o un evento especial (construir gratis una carta por ronda, mirar todas las cartas descartadas y recuperar una…). Para desarrollarlo, siempre que se cumplan los requisitos necesarios, se elige cualquier carta de la mano y se coloca bocabajo junto al estado que queremos construir.

    - Vender una carta: Elegimos una carta y la descartamos, cogiendo a cambio 3 monedas del banco.

    A grandes rasgos, esto es 7 Wonders. Para finalizar, me gustaría destacar que para alcanzar nuestro objetivo se pueden seguir varias estrategias (los monumentos nos dan puntos directos, combinar cartas tecnológicas, generar muchos recursos para construir cartas poderosas en la tercera era, y varias más) y que, aunque no hay mucha interacción entre jugadores (reducida básicamente al negocio de recursos y el aspecto militar al final de cada ronda), sí que hay que estar pendiente de qué estrategia ha elegido cada uno de de nuestros oponentes para jugar nuestras cartas en consecuencia. Ademas, los tableros declas maravillas son reversibles, en cada cara la maravilla tiene unas características distintas, lo que aumenta la rejugabilidad del juego. En definitiva, un juego muy recomendable.

    ¡Saludines!
  3. “Valdur se coló silenciosamente en la habitación. Allí estaba el cofre, esperando a su juego de ganzúas. Después de trastear un rato en la cerradura con sus herramientas…clic, la tapa se levanta lentamente, mostrándole el preciado amuleto. Sus dedos ágiles se aferran a su superficie y, tras guardárselo en un bolsillo de la capa, vuelve a la noche y los tejados.

    Después de tantos en años en la banda Nocturnis, aquello era coser y cantar.”

    Ciudad de Ladrones es un juego de miniaturas, de 2 a 4 jugadores, en el que los mismos toman el control sobre una banda de…sí, de ladrones. Para ganar, tienes que ser el jugador con más monedas. Y ¿cómo se consiguen las monedas? Fácil, abriendo cofres, canjeando tesoros y…robándoselo a las demás bandas, todo ello esquivando a la milicia y escapando antes de que den la alarma. Esta es la esencia del juego. La partida se desarrolla en un tablero que tiene dibujadas los edificios de una ciudad y lo bueno es que incluye ocho escenarios diferentes, que le dan un añadido interesante a la jugabilidad y que alargan bastante la vida del juego (en uno se puede robar dinero del banco, en otro se introduce un héroe que da ventajas a algunos jugadores y obstaculiza a otros, en otro se cobra el rescate por un noble…¡¡hay uno que hasta introduce zombies!!). También me gustaría comentar el apartado artístico del juego, así como la calidad de los componentes (a destacar las detalladas miniaturas y las moneditas), ambos aspectos muy cuidados.

    Por otro lado, la pega del juego es que las bandas son muy parecidas entre sí. Bien es cierto que cada ladrón cuenta con habilidad distinta, pero en lo que respecta a los atributos, la variedad es nula (por ejemplo, tooooodos los ladrones mueven lo mismo). Esto hace que realmente dé igual elegir una banda u otra. Esto se solventa, en cierta forma, con las mini-expansiones (gratuitas, eso sí) que podemos encontrar por Internet y que introducen aspectos como equipo o magia. De hecho, ya hay anunciada una expansión oficial (en cajita y eso), con varios escenarios nuevos y un modo campaña en el que los personajes van obteniendo experiencia.

    Concluyendo, ciudad de ladrones es un buen juego en el que las partidas tienen una duración media (60-90 minutos) y en el que el número de jugadores escala bien aunque, evidentemente, las partidas a 2 son muuucho más tranquilas que a 4 (donde la ciudad se convierte en una discoteca con puñaladas traperas a tutiplén, jeje).

    ¡Saludines!
  4. Juan Antonio ha jugado y tiene Ciudadelas 80% 9/5/2012
    “¡¡Se hace saber, se hace saber!! ¡¡La Corona informa del asesinato del Arquitecto Real!! ¡¡El colegio de Magos sigue inmerso en sus investigaciones!! ¡¡Se ruega a los mercaderes que se cuiden de los ladrones que últimamente inundan nuestras calles!! ¡¡Bendigan sus hogares si no quieren que el sr. Condotiero les desahucie!!”

    Ciudadelas es un juego de cartas en el que cada jugador lucha con los demás para conseguir la mejor ciudad de todas. Esto se consigue construyendo el mayor y mejor número posible de distritos. En cada turno, los jugadores eligen, en secreto, a un personaje entre 8. Cada personaje tiene una habilidad que nos ayudará de alguna forma (bien beneficiándonos directamente, o bien perjudicando a otro jugador). Así, tenemos a los siguientes personajes:

    -Asesino: Acaba con la vida de otro personaje, que no podrá hacer nada durante el turno en el que ha sido asesinado.
    -Ladrón: Le roba todas las monedas a otro personaje.
    -Mago: Te deja intercambiar cartas con otro jugador o con el mazo.
    -Rey: Te da la corona, o que te permite ser el primero en elegir personaje para el próximo turno. Cobra los distritos dorados.
    -Mercader: Coge una moneda extra. Cobra por los distritos verdes.
    -Obispo: El condotiero no puede destruirte ningún distrito. Cobra por los distritos azules.
    -Arquitecto: Roba dos cartas y te deja construir dos distritos este turno.
    -Condotiero: Te permite destruir un distrito de otro jugador. Cobra por los distritos rojos.

    Y es aquí donde está la miga del juego. No todos los personajes están disponibles todos los turnos (dependiendo del número de jugadores, se descarta un número variable de personajes), lo que hace importante que deduzcamos cuál ha escogido cada jugador y que elijamos en consecuencia…es decir, para coger el asesino y que me sea útil, es importante “saber” que otro jugador ha elegido al personaje que quiero matar. Una vez elegido el personaje, se procede a jugar el turno. Siempre en el mismo orden (el mismo que la lista que he puesto un poco más arriba), se van desvelando uno a uno y se van jugando sus habilidades. Después, se decide si coger monedas o robar cartas nuevas de distrito. Por último, se construyen distritos nuevos y se cobra por los ya construidos (verdes si he elegido al mercader este turno, azules por el obispo, etc.). La partida acaba en la ronda en que uno de los jugadores llegue a 8 distritos construidos.

    Ciudadelas es un juego que no es complicado. De hecho, he jugado con todo tipo de jugadores, desde lo que están más acostumbrados hasta los que han jugado muy poco o nada (por ejemplo, el último fin de año lo saqué y jugué con la familia sin muchos problemas). Para mi gusto, un punto negativo es que si en el grupo hay algún indeciso, el proceso de elección de personajes se puede alargar, haciendo la partida un poco pesada. En definitiva, es un juego para echar un rato entretenido.

    ¡Saludines!
  5. "-¡Corred, al coche!-. El grupo de prisioneros, raudo, se subió en el vehículo aparcado en el patio exterior de la fortaleza de Colditz y cruzó, a toda velocidad, las puertas principales de la prisión. Ya se disponían a alcanzar el punto de fuga cuando...
    -¡Nooo! ¡He sacado un 44 en la tirada de dados y me hacía falta un 45 para fugar a los prisioneros! - Exclamó, entre furioso y apesadumbrado, el frustrado jugador.
    -Pse, pringadillo. Arrestados,¡y no se hable más! - Dijo tranquilo el otro jugador, encargado de mantener a los prisioneros en su sitio.

    (Hasta aquí la anéctoda basada en hechos reales)
    ------------------------------------------------------------
    En la fuga de Colditz, todos los jugadores menos uno, encarnan a un grupo de "oficiales de fuga", que controlan a prisioneros que pretenden escaparse de la imponente fortaleza que le da el nombre al juego. El jugador restante toma el papel de soldado alemán, y su objetivo es evitar la huída de los prisioneros.

    Al principio de la partida se determina el tiempo que va a durar y el número de prisioneros que tiene que sacar cada jugador para ganar. Esto hace que se esté en tensión todo el rato (sobre todo al final) y permite variar la dificultad del juego, adaptándose a nuestras necesidades.

    Para conseguir su objetivo, los prisioneros tienen que obtener un kit de fuga, compuesto por provisiones, pasaportes, mapas y brújulas...y las herramientas necesarias para sortear las medidas de seguridad de la prisión (cuerdas para las murallas, cizallas para cortar alambradas, construir pasadizos secretos, etc).

    Para mi gusto, el punto flaco del juego está en el jugador que hace de oficial alemán, ya que tiene pocas cosas que hacer y está solo frente al peligro, de manera que puede llegar a aburrirse bastante. De todas formas, recomiendo probar el juego, que es divertido (sobre todo para los prisioneros, eso de planear la estrategia en conjunto y despistar al alemán no tiene precio).

    Para finalizar, me gustaría destacar el diseño de la caja. A parte del tablero y el reglamento, trae un dossier con la historia real de la fortaleza, curiosísima, y los componentes (fichas de madera y cartas) vienen en una caja de provisiones como las del kit de fuga, todo para que nos metamos de lleno en el papel.

    Saludines!! =)
  6. Juan Antonio ha jugado y tiene Saboteur 100% 6/5/2012
    "Cavar, cavar
    cavar, cavar
    y después a acabar
    cavar, cavar,
    cavar, cavar
    y no menoscabar
    Tenemos ya mas de un millón
    solo con cavar este rico socavón."

    Esto es lo que cantaba uno de los siete enanitos de Blancanieves justo antes de que llegara el saboteador y le derrumbara el túnel...ains, qué dura es la vida del minero. En saboteur, cada jugador adopta el rol, en secreto, de un enano minero. Puede que le toque ser enanito "bueno", o saboteador (que le da el nombre al juego). Si te toca el primero, tu objetivo es llegar a la pepita de oro para poder quedarte con el dinero, pero si te toca el segundo...tienes que evitar a toda costa que los demás lleguen a la pepita.

    Saboteur es un divertídisimo juego de cartas que se juegan a modo de puzzle, sencillo, rápido y para un elevado número de jugadores ,de 3 a 10, y cuanto más cerca de 10, mejor. Cada partida se juega a tres rondas, por lo que en cada una puedes cambiar tu papel (en algunas te toca ser "bueno", y en otras "malo") y la interacción y el pique entre jugadores están aseguradísimos (-ahora te derrumbo un túnel-, -ah ¿sí? pues yo te rompo el pico y no puedes construir-, -pues yo se lo arreglo-...y así hasta el infinito).

    Saludines!
  7. Juan Antonio ha jugado y tiene Dungeon Petz 80% 5/5/2012
    " A ver que quiere ahora el tamagotchi...¡Díos mío!¡¡Pero si tiene hambre, se ha hecho caca, está enfermo y para colmo, deprimido!!"

    Esta es la filosofía de Dungeon Petz, un juego donde tenemos que conseguir la mejor tienda de mascotas de tooooda la mazmorra. Para gestionarla, tenemos un grupo de diablillos bajo nuestro mando que se encargará de arreglar las instalaciones (comprando jaulas, mejoras, artefactos...), satisfacer los caprichos y antojos de nuestras mascotas y conseguir venderlas al mejor postor, haciendo crecer la reputación de nuestra tienda.

    En fin, es un juego para 2-4 jugadores, que escala muy bien. De hecho, la última partida la jugué sólo con mi novia, mientras que la primera la jugamos 4 personas, y la única diferencia es que para 2 hay un jugador neutral que bloquea algunas acciones (sólo hay que moverlo de casillita en casillita en el tablero). La caja viene cargada de componentes y tableros, y es un juego repleto de detalles. Además, cuenta con un apartado artístico sublime, con unas criaturitas adorables a la vez que amenazadoras.

    Bueno, os voy dejando, ¡que se me escapa Cthulhuito!
  8. Juan Antonio ha jugado y tiene Dixit 80% 5/5/2012
    "Facultad del alma que representa las imágenes de las cosas reales o ideales".

    Esa es la definición que da la RAE para Dixit, que diga...para imaginación. Y es que nos encontramos ante un juego único en su especie, donde lo que prima es la creatividad de cada uno. En su turno, el cuentacuentos (que cambia de jugador en cada ronda), tiene que decir qué le suscita una de las cartas de su mano. Por otro lado, los demás tienen que jugar al despiste, echando cartas que confundan al resto para llevarse puntos a la hora de votar cuál es la "verdadera".

    En mi opinión, Dixit es muy original, totalmente distinto al resto de juegos y al que, sólo por ver el diseño artístico que lleva detrás (las ilustraciones de las cartas son mágicas), hay que jugar (al menos) una vez en la vida.

    Saludines!
  9. Juan Antonio ha jugado y tiene Bang! 100% 26/4/2012
    El silencio se adueñó de la abarrotada cantina de Rose cuando la temible figura de Slab "el asesino" irrumpió en la sala. Su profunda mirada se clavó en los ojos del Sheriff y, sin mediar palabra...BANG!

    Esta bien podría ser una de las jugadas de BANG! un juego de cartas que recrea a la perfección las aventuras del Lejano Oeste. Durante la partida, los jugadores asumen (en secreto) uno de los sisguientes roles:

    -Forajidos: Su misión no es otra que la de asesinar al sheriff.
    -Alguaciles: Deben proteger al sheriff con su vida.
    -Renegado: Tiene que ser el último hombre en pie.
    -Sheriff: Representa a la justicia. Tiene que acabar tanto con los forajidos como con el renegado. Es el único personaje cuya identidad se conoce desde el principio de la partida.

    Así, en los distintos turnos, los jugadores luchan por cumplir su misión ayudados por sus compañeros y enfrentándose a sus oponentes.

    En mi opinión, es un juego muy divertido, con una ambientación muy conseguida. De echo, todo el que lo prueba repite. Y es que...¿a quién no le gustaría ser Clint Eastwood por un día?

  10. Juan Antonio ha jugado y tiene Jungle Speed 80% 24/4/2012
    Jungle Speed es un juego de cartas en el que hay que tener buenos reflejos. Se coloca un tótem en el centro de la mesa y se reparten todas las cartas. Se van levantando las cartas una a una y, cuando tu carta coincida con la de otro jugador, tienes que ser el primero en agarrar el tótem o te "tragarás" tooooodas las cartas que tenga levantadas el otro jugador (ojo! que las figuras son parecídisimas, y si te equivocas te comes las cartas de toda la mesa). En mi opinión, es un juego corto, divertídisimo y que te mantiene en tensión durante toda la partida. Ideal para todas las edades y tipos de jugador, inseguro para el mobiliario (más de una vez el tótem sale volando).

    Saludines!

    P.D. Prohibido jugar con las uñas largas!!!!
  11. Los Colonos de Catán es uno de los primeros juegos con los que me metí en este mundillo. Como (casi) siempre, el objetivo del juego es conseguir más puntos que el resto de jugadores al final de la partida. Para ello, hay que construir más pueblos, ciudades y carreteras que los demás, a través de la obtención de materias primas. Y es ahí donde está la miga del juego, ya que dichas materias se consiguen según la ubicación de tus pueblos (mediante tiradas de dados que indican cuáles generan recursos) y negociando con los demás jugadores. Esto convierte las partidas en una interacción constante con los otros jugadores, resultando en los consecuentes piques. Además, el juego es enormemente rejugable, ya que la isla se construye con losetas que se distribuyen aleatoriamente al inicio, haciendo diferente cada partida.

    En resumen, gran juego competitivo con el que iniciarse en este hobby.

    Saludines.
  12. Juan Antonio ha jugado y tiene 80% 23/4/2012
    La Isla Prohibida es un juego en el que hay que jugar en equipo. Durante la partida, encarnamos a un grupo de aventureros que tiene que robar 4 reliquias de una isla antes de que sea engullida por el mar. Hablamos de un juego de corta duración, perfecto para sacarlo a mesa como "calentamiento" o entre partidas de juegos más profundos. Es para todos los públicos, y me encanta la sensación de agobio y frenetismo que se da en los últimos turnos, cuando el agua te llega al cuello en la mitad de la Isla. Además, tiene varios niveles de dificultad y, como se juega con losetas, en internet podemos encontrar despliegues iniciales adicionales al que se propone en el reglamento. En fin, un juego recomendable para pasar un rato divertido.

    Salu...glup, glup...
  13. Juan Antonio ha jugado y tiene Agricola 23/4/2012
    Construir 1 establo...2 maderas
    Comprar 1 cocina...4 adobes
    Hacer más grande tu cabañita...5 maderas y 2 juncos
    Ampliar la familia...Una habitación vacía y 1 comida para mantener al retoño...
    Para todo los demás...Mendi-Card

    Agrícola es un juego en el que tu objetivo es tener la mejor granja a la vez que haces prosperar a tu familia. Para ello, utiliza un sistema de juego basado en acciones (arar y sembrar campos, hornear pan, obtener animales de granja, mejorar la casa...) de manera que el ganador es el que consigue la puntuación más alta al final de la partida.

    En el juego pueden participar de 1 a 5 jugadores (funciona muy bien para cualquier número, incluído el modo solitario) y trae dos modos de juego. Por un lado, el familiar, que es válido tanto para las primeras particas como para aquellas personas que no están muy acostumbradas a este tipo de juegos. Y por otro lado, el modo avanzando, en el que se introducen las cartas de oficio y las adquisiones menores, que dotan al juego de una mayor profundidad y complejidad, de manera que se adapata a los más jugones.

    Aunque pueda parecer algo caro, la calidad y cantidad de componentes que trae la caja hace que merezca mucho la pena pagar el precio que tiene.

    En mi opinión es un juegazo, entre otras cosas porque te permite plantear una estrategia al principio de la partida y la mayoría de las veces la puedes desarrollar de manera satisfactoria (aunque sufriendo y estrujándote la cabeza por el camino). En definitiva, muy recomendable.

    P.D. Prepárate para tener la comida lista al final de la cosecha que...se acerca el invierno :)

Tus amigos en Zacatrus!

Si quieres ver lo que hacen tus amigos de Facebook en Zacatrus!, conéctate: